Cómo llegué a Japón

Hete aquí la gran interrogante, prácticamente lo primero que me enviaron cuando pregunté qué querían saber de Japón – ¿cómo hiciste para vivir allá?

Todo comenzó en Octubre de 2014 – o bien, unos meses antes de eso, cuando estaba en preparativos para venir a estudiar por un curso de 6 meses de idioma japonés. Después de considerar varias escuelas, elegí Shibuya Gaigo Gakuin.

Quiero darles un aviso desde ahora. Venir a Japón no es fácil, ni barato. Pero no es imposible. El staff de SGG te guía en cada parte del proceso, que incluye cosas como: presentar pruebas bancarias de que tu garante (o vos mismo) puede mantenerte en Japón, título universitario, certificado de nacimiento, y largas etcéteras. Los procesos, y las fechas límites para la entrega de documentos, son de más o menos 5 meses antes de tu fecha de viaje.

¿Necesito título universitario para estudiar en Japón? En principio, no. En mi caso, vine justo después de recibirme, y a estudiar japonés, lo cual no necesitaba ningún título previo. Es más, podrías hasta venir a la universidad en Japón. ¡Pero! Para obtener una visa de trabajo, que difiere de la de estudiante, necesitás sí o sí estar recibido de una carrera de cuatro años o más.

La visa de estudiante de idiomas tiene un límite estructural – sólo se puede renovar por un máximo de dos años y medio (conjuntos, contando todas las renovaciones). Por ejemplo, yo al principio la saqué por seis meses, y luego renové un año más, pero eso no afecta el límite de tiempo en total.

Ahora sí. Llegué a Japón en Octubre de 2014. Tenía un nivel básico/intermedio, y al principio me costó muchísimo hablar. Decidí vivir en una sharehouse –Borderless House– donde convivía con 7 japoneses y 7 extranjeros. Quizás por eso, en medio año, sentí que había escalado el Monte Fuji, más o menos, porque hablaba hasta por los codos y con una velocidad imponente. Me ayudó mucho haber comenzando un trabajo de medio-tiempo en la Disney Store en Odaiba, allá por Enero de 2015. Conseguí trabajo de la misma forma que cualquier japonés consigue trabajo: agarré un aviso de empleo de la tienda, llamé, entregué mi currículum, me llamaron, me entrevistaron, me dieron el trabajo.

Llegué a ser empleada formal de la tienda y parte del equpo de Management. Esto fue como un año y medio después. La forma en la que conseguí la visa de trabajo… podría explicarla, pero mi ejemplo no le va a servir a nadie. Todo fue gracias a mi Jefa, que fue hasta Migraciones conmigo, para poder cambiar de visa de estudiante a visa de trabajo. Necesitás la garantía expresa y escrita de la empresa que estás trabajando -o que vas a trabajar- para poder conseguir visa de trabajo. No conozco excepciones a esta regla. Es el papel más importante, y lo otro son tan sólo formularios. El cambio de visa no cuesta mucho – el trámite debe estar más o menos 4.000 yenes.

No me quedé en Disney. Algunas circumstancias hicieron que vuelva con mi familia, por lo cual anulé mi visa de Japón. Pero no pude aguantarme a estar lejos, y en Abril de 2017, volví a Japón como turista para ver qué pasaba.

Aprendí algo importante: es casi imposible el cambio de visa de turista a visa de trabajo. Esto, más que obvio, es para evitar el trabajo ilegal. Lo más común es que tu trabajo este decidido antes de que siquiera pises Japón. En realidad, decir que no existe el cambio de estátus de visa es un poco mentira, pero lo cierto es que es prácticamente imposible que te lo den. El cambio de estudiante a trabajo, sin embargo, es bastante fácil.

Por cosas del destino, una amiga que vive en Japón me comentó que estaba a punto de irse de la empresa en dónde trabajaba, y necesitaban un reemplazo. Esa empresa es donde estoy hoy, ahora. Organiza ferias de negocios (por ejemplo, convenciones, exhibiciones, conferencias, etc). Como justo estaba en Japón, mi amiga me hizo el gran favor de presentar mi currículum y me dieron la entrevista.

La cual fallé. Sí, en serio.

O eso creí. Alguien se confundió y le dio mi currículum a una persona de otro departamento. Me entrevistó quien nunca sería mi jefe. Cuando le comenté esto a mi amiga, arregló todo para que me vuelvan a entrevistar. Esta vez, con el presidente de la empresa. Pasé.

Tuve que volver a Argentina para realizar los trámites, pero en menos de dos meses ya estaba todo listo. Y así, desde Octubre de 2017, vivo en Monzen-Nakacho, en una zona del antiguo Tokio llena de bares y lugarcitos de comida. Me gusta.

¿Respondí todo? ¿Tal vez? Cualquier duda, tus comentarios y preguntas son siempre bienvenidos. Espero que disfruten de este mini-emprendimiento de blog 🙂

4 comentarios

  1. Holaaa que tal? quería decirte que amo tu canal en YouTube y que tus videos me ayudaron un monton para retomar mis estudios de japonés y mi sueño de ir a vivir a Japón! Dicho eso, puedo saber de qué te recibiste acá en argentina, que estudiaste? yo todavía estoy eligiendo carrera jajaja bueno muchas gracias por tu atención! :3

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: